Si no baja la ventanilla del coche, ¡pasa la ITV!

La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es un trámite obligatorio en muchos países para garantizar la seguridad y el correcto funcionamiento de los automóviles. Durante esta inspección, se revisan diferentes aspectos del vehículo, como los sistemas de frenos, luces, neumáticos, entre otros. Sin embargo, uno de los elementos que también se analiza es la capacidad de bajar las ventanillas del coche. Esto puede resultar sorprendente para muchos conductores, ya que puede parecer un detalle insignificante en comparación con otros aspectos más importantes de seguridad. Sin embargo, la razón detrás de esta medida es asegurar que los ocupantes del vehículo puedan ser evacuados rápidamente en caso de una emergencia, como un accidente o un incendio. Por lo tanto, si no baja la ventanilla del coche, es posible que no se apruebe la ITV, ya que se considera un aspecto fundamental para la seguridad de los ocupantes del vehículo.

Faltas leves en la ITV: ¿cuáles son?

La Inspección Técnica de Vehículos, más conocida como ITV, es un trámite obligatorio para garantizar que nuestros vehículos cumplen con los requisitos de seguridad y medioambientales. Durante esta inspección, es posible que se detecten faltas leves, que son aquellas irregularidades que no comprometen de forma grave la seguridad o el correcto funcionamiento del vehículo.

Entre las faltas leves más comunes encontramos:

  1. Deslumbramiento excesivo: si los faros de nuestro vehículo están mal regulados y deslumbran a otros conductores, se considera una falta leve.
  2. Luces de posición y matrícula fundidas: si alguna de estas luces está apagada, es necesario cambiarla para cumplir con los requisitos de la ITV.
  3. Desgaste excesivo de neumáticos: si los neumáticos presentan un desgaste irregular o inferior al mínimo legal, se considera una falta leve y es recomendable cambiarlos.
  4. Desprendimiento de piezas: si se detecta que alguna pieza del vehículo está suelta o en peligro de desprenderse, se considera una falta leve y se debe reparar.
  5. Desconexión del airbag: si el airbag está desconectado o presenta algún fallo en su sistema, es necesario solucionarlo antes de pasar la ITV.
lll➤ Leer más:  Código B0423 en coches - Causas, síntomas y soluciones

Es importante tener en cuenta que las faltas leves no suponen un impedimento para superar la inspección, pero es necesario corregirlas en un plazo determinado para evitar sanciones y garantizar la seguridad en la carretera.

No pasar ITV: ¿qué lo causa?

No pasar la Inspección Técnica de Vehículos, también conocida como ITV, puede ser motivo de preocupación para muchos conductores. Pero, ¿qué es lo que causa esta desagradable situación?

Existen varias razones por las cuales un vehículo puede no pasar la ITV.


Una de ellas es la falta de mantenimiento adecuado. Si no se realizan revisiones periódicas y se solucionan los problemas mecánicos a tiempo, es muy probable que el coche presente fallos importantes en la inspección.

Otro factor que puede causar que un vehículo no supere la ITV es el desgaste natural de sus componentes. Las piezas del automóvil se deterioran con el tiempo y, si no se reemplazan cuando es necesario, pueden ocasionar problemas en las pruebas de la ITV.

Además, el mal uso del vehículo puede ser otra causa de no pasar la ITV. Si se conduce de forma imprudente o se somete al coche a situaciones extremas, es posible que se dañen algunos elementos fundamentales para superar la inspección.

La falta de documentación también puede ser un obstáculo para pasar la ITV. Si no se cuenta con los papeles necesarios que acrediten el correcto mantenimiento del vehículo, es probable que no se apruebe la inspección.

Asimismo, el incumplimiento de las normativas vigentes puede ser una razón de no superar la ITV. Si se han realizado modificaciones en el automóvil sin seguir los procedimientos legales, es probable que se detecten y se penalice durante la inspección.

lll➤ Leer más:  Código P2665 en coches - Causas, síntomas y soluciones

Por último, pero no menos importante, la falta de conciencia y responsabilidad por parte del conductor puede ser una causa común de no pasar la ITV. Si no se presta atención a las señales de advertencia del vehículo o se ignoran los problemas evidentes, es probable que se acumulen y se reflejen en la inspección.

Recuerda siempre cumplir con las normas de seguridad vial y realizar el mantenimiento adecuado de tu vehículo. Si no baja la ventanilla del coche, ¡pasa la ITV! Además, te recomendamos utilizar el servicio web de para realizar transferencias de vehículos online y cambios de nombre de titular de un coche. ¡Haz clic aquí para más información! Transferencia24